educacion

Enfermedad periodontal y tabaquismo

La relación entre enfermedad periodontal y tabaquismo viene manejándose desde hace más de 50 años, pero solamente en la última década se ha hecho una investigación más profunda.

tabaquismoEstá claro que el fumar más de 10 cigarrillos diarios afecta profundamente la respuesta de los mecanismos de defensa del paciente y aumenta en una gran proporción la posibilidad de contraer una enfermedad periodontal (inflamación de los tejidos de soporte de los dientes, con destrucción osea progresiva y perdida del ligamento periodontal).

En el fumador se enmascaran las primeras señales de alarma de que se está iniciando un proceso de enfermedad de las encías, ya que hay cierre de los vasos sanguíneos (vasoconstricción), lo que disminuye los signos inflamatorios (hay menos sangrado, menos edema y menos enrojecimiento), y se produce una encía fibrosa y gruesa, pero se aumentan las bolsas periodontales y la pérdida de inserción de la encía y se incrementa la posibilidad de generar cálculos y placa bacteriana.

Hay 4 veces más de probabilidad en un fumador de desarrollar una enfermedad de las encías que en un no fumador. Siendo la crónica y la agresiva las que más se dan.

En cuanto a los resultados de la terapia (tratamiento) aunque hay beneficios con las técnicas de raspado y limpiezas profundas, con o sin cirugía, en los fumadores, hay una mayor reincidencia de la enfermedad y su recuperación no es igual que en los no fumadores. Y esta se da más en pacientes jóvenes, siendo más afectadas las mujeres.

Por todo lo anterior es deber de todo profesional de la salud el informar a los pacientes del riesgo de fumar y tratar por todos los medios para que este deje ese habito, ya sea mandándolo a donde expertos en la materia y/o recomendándole medicamentos propios para tratar de dejarlo.

Tomado de la revista adm, mayo-junio del 2010.